Un viaje de mil millas comienza con el primer paso.

Lao Tse